All for Joomla All for Webmasters
Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Hace unos años se produjo un ‘boom’ de comida japonesa en España. El sushi se puso de moda y llegaron cientos y cientos de nuevos restaurantes nipones. Ahora la tendencia da un paso más y se ‘iberiza’: sustituir el pescado crudo por productos de la gastronomía española, como el jamón, la trufa o el queso manchego.

Una fórmula que incluso utilizó el televisivo chef Alberto Chicote para sacar de la ruina a un restaurante japonés de Rota (Cádiz), cuya carta se transformó de las tradicionales piezas de sushi a otras elaboradas por ejemplo con jamón y melón, foie o sobrasada.

El sushi elaborado a partir de productos españoles comenzó a abrirse paso en la restauración en 2007, de la mano del cocinero Ricardo Sanz y su restaurante japonés ‘Kabuki’ –en Madrid-.

Sin embargo, durante esos primeros años de experimentación, el sushi ibérico quedó reservado únicamente a restaurantes de lujo y alta cocina, con precios que superaban ampliamente la media del sushi tradicional japonés.

En los últimos años, el sushi ibérico se ha ido abriendo mercado y ya pueden encontrarse restaurantes que lo ofrecen en sus cartas en prácticamente todas las ciudades de España. En Madrid ya hay varios que ofrecen incluso servicio a domicilio –algunos con previo encargo de 24 horas- para competir con la amplia oferta nipona ‘take away’.

Las grandes firmas de alimentación también han apoyado la inciativa de fusionar la cocina japonesa y española. Navidul, por ejemplo, ha promocionado esta cocina a través del restaurante Silk & Soya de Madrid, que comenzó a elaborar un maki-roll ibérico. Además, sacó al mercado un jamón envasado al vacíoespecíficamente pensado para elaborar sushi.

Pero no queda únicamente reservado al jamón. En las recetas de sushi ibérico que circulan por internet –algunas copiadas de restaurantes- se encuentran productos como tortilla de patata, sobrasada, setas, quesoIdiazabal, manchego, secreto ibérico, solomillo e incluso algunas carnes de casquería, así como verduras de la huerta española.

El sushi ibérico abre la puerta, además, al maridaje con vinos españoles: desde Riojas y Riberas del Duero hasta vinos de las Rias Baixas como el Albariño. Y como no, la salsa de soja –con un contenido de sal muy alto- queda relevada por elaceite de olivavirgen, que potencia de forma más efectiva el sabor del producto.

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Deja un comentario