All for Joomla All for Webmasters
Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Ingredientes

Ron blanco, Sifón (o agua con gas), azúcar blanco, hierbabuena, lima y hielo.
Cómo hacer un auténtico mojito cubano

Empezaremos por el procedimiento básico, aunque luego os haré unas cuantas anotaciones después, ya para nota. Lo primero es añadir unas dos cucharaditas de azúcar en un vaso alto y un poco ancho (aunque también vale de tubo), sobre el azúcar se añade media lima troceada, y se exprime con la ayuda del mortero.

Sobre el azúcar añadimos un golpe de sifón, más o menos el doble de la cantidad que vayamos a poner de ron (en el vídeo se puede ver claramente), y es ahora cuando se añade la hierbabuena, que machacamos, pero sin llegar a picarla, simplemente para liberar su aroma. Después añadimos el ron blanco, y por último el hielo. Removemos, colocamos la correspondiente pajita, decoramos con una ramita de hierbabuena y listo.

Como veis, hay varias diferencias a como la gente suele preparar el mojito aquí. Normalmente, suelen picar la hierbabuena con la lima y el azúcar, destrozando las hojas y haciendo que acabemos encontrándonos desagradables trocitos en la boca, ya que caben por la pajita, que se usa, precisamente, para evitar los grandes trozos de hierbabuena. Además, echan primero el hielo, luego el ron y por último el sifón o en algunos casos hasta gaseosa o similares, imagino que porque es más fácil calcular las cantidades.

Y ahora, unas cuantas curiosidades y detalles para que no se os escape nada a la hora de preparar un auténtico mojito cubano, extraídas de una fuente fidedigna:

El ron por excelencia que se usa en los mojitos es el Havana Club 3, aunque yo Bacardi siempre ha defendido que era el suyo el que se usaba originalmente. Mi fuente dice que en realidad, tanto da, los dos son rones blancos y secos, perfectamente adecuados.
El azúcar siempre blanco, de caña, aunque hay que tener en cuenta que el azúcar de cuba es menos refinado que el nuestro.
Añadir sifón, en realidad, es opcional. Me comentaba que un mojito bien hecho no lleva sifón ni agua con gas, y que además, en los bares solían preparar el mojito con mucha antelación (el día de antes o por la mañana) para dejar macerar el ron con la hierbabuena y la lima, y luego solo había que añadir hielo a la hora de servir. Si se acababan los vasos preparados, se acababa el mojito.
El hielo que se usa es en cubitos, porque el calor caribeño haría que el hielo picado se derritiera demasiado rápido, aguando la bebida.
El mojito más famoso es el de La Bodeguita del Medio de La Habana, en cuyas paredes escribió Hemingway: “My mojito in La Bodeguita, My Daiquiri en El Floridita”. Allí lo preparan tal como le he descrito, aunque también hay otros que me han asegurado fervientemente que la de allí es una versión adaptada para poder servirse rápido y que debería servirse tal que así:

El zumo de lima
Cucharada y media de azúcar
Dos ramitas de hierbabuena machacadas (sin triturar)
3 cubos de hielo
4,5cl de Ron Blanco, rellenamos con agua con gas y removemos por los bordes
Opcionalmente, una notas de angostura
Degustación

El auténtico mojito cubano es un trago dulzón, agradable y muy refrescante gracias al toque de cítricos y el aroma de la hierbabuena, ideal para cuando hace calor y no apetecen bebidas demasiado fuertes. No obstante, al llevar azúcar y ser tan fácil de beber, es bastante cabezón, así conviene disfrutarlo con moderación.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.